COMO LA VIDA MISMA PERO AL REVÉS…

Desde pequeños nos enseñaron que equivocarse es malo. Si no aprobabas te castigaban independientemente de si habías estudiado mucho o poco y si te caías al suelo la típica frase que se solía escuchar era… “te dije que no corrieras”. Todas estas creencias respecto al error que fuimos construyendo desde pequeños suponen un obstáculo a…